La Guerra Civil española en la provincia de Sevilla. Fase de instrucción

No, no me he ido a la mili…

Como os dije en mi anterior entrada sobre este tema, me apasiona la Guerra Civil española. Además de ser la gran fuente en la que todo español de a pie debería beber, para saber hacerse una idea de lo que ocurrió entonces y lo que nos ocurre ahora.

No es que haya decidido apartar este asunto que, no sin ciertas críticas, barrunté en mi mente y luego expuse en el blog. Ahora mismo me encuentro en una fase de ‘deborar’ libros y documentales sobre la Guerra Civil para poder ofrecer al lector de este humilde blog datos curiosos y hechos que ocurrieron en Sevilla y nuestra provincia. Desde ya os digo que también estoy pensando en aumentar el radio de acción y ampliarlo a zonas limítrofes, como Huelva, Cádiz, Málaga…

Sevilla fue una plaza clave en el comienzo de la guerra, pues se convirtió en cuartel general del bando rebelde (nacionalistas) en los comienzos de la contienda.

Así que paciencia, no me he olvidado de este nuevo apartado del blog, ni mucho menos. He cogido con fuerza este nuevo reto personal y me encuentro ahora mismo en aumentar mi formación y datos. En fase de instrucción.

Como muestra, os enseño una imagen que tomé el otro día paseando por Sevilla. En las ‘murallas de la Macarena’ (antiguas murallas de la ciudad de Sevilla), en el año 2009, se homenajeó a los fusilados republicanos en el lugar exacto donde tenían lugar estos ajusticiamientos. Como curiosidad decir que esta placa se encuentra justo en frente del Parlamento de Andalucía.

“En memoria de los fusilados en estas murallas por defender la legalidad republicana, la libertad y la justicia.”

20131005_230539

Sigo creyendo profundamente en el gran desconocimiento que tenemos sobre el tema. Y sinceramente, tanto el régimen franquista como la actual democracia (continuación jocosa de la dictadura anterior) bien han moldeado a todos los ciudadanos españoles para hacernos creer que lo mejor es pasar página. Así, sin más. Yo no estoy de acuerdo. ¿Que esto levanta suspicacias? Claro que sí. Sin embargo, ahora estamos más instruidos en el respeto a nuestras creencias personales. Y esto es lo que debe primar por encima de todo. 

About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.