Cambio del líquido refrigerante Tiger 800

Hace un mes realicé la revisión a mi moto, pues cumplió exactamente dos años. Tal y como indica la marca, realicé todas las operaciones que se adjuntan en el libro taller. Tan solo me faltaba realizar el cambio del líquido refrigerante, que tuve que dejar para más adelante. Aprovecho para contaros mis impresiones de la moto después de un año de uso. Podéis leerla aquí.

Aunque existe algún vídeo al respecto en Youtube, en el modelo de 2017 y posteriores es algo diferente. Nos puede valer lo que el compañero británico MuddySump nos enseña en su vídeo con su XC de años anteriores, pero debemos tener en cuenta otros detalles específicos de los nuevos modelos para hacer correctamente el cambio de líquido.

Para empezar hay que desarmar las cachas del lado derecho de la moto, y no la izquierda como en el vídeo. En este modelo de la Tiger 800 el radiador se encuentra en el lado derecho, y no en el izquierdo como en las anteriores.

Además, este modelo de radiador no tiene tornillo o respiradero que expulse el aire mientras rellenas el líquido, por lo que debemos proceder de forma diferente.

Pasos que tenemos que seguir para realizar el cambio del líquido refrigerante:

NO REALIZAR ESTE MANTENIMIENTO CON LA MOTO CALIENTE

Desmontar cachas laterales del lado derecho. Para ello debemos quitar varios tornillos del carenado. Quitar el asiento del conductor. Retirar la tapa con el logo 800 en color negro. Os muestro una imagen de todos los tornillos que debéis quitar para acceder al radiador:

Tenéis que quitar el asiento del conductor, acceder a la pieza 1 y quitar el tornillo que la sujeta al chasis. Una vez quitado el tornillo, la pieza sale tirando levemente hacia atrás (cuidado no perdáis una pieza de goma que hace que esta pieza no vibre con el chasis, si no queda alojada en la misma pieza es porque se ha quedado enganchada en su alojamiento del chasis).

El siguiente paso es quitar el tornillo 2. No tiene mucho misterio. Además no se confunde con otro pues es diferente.

A continuación pasamos a la zona 3, parte interna del carenado derecho, donde encontramos lo siguiente:

 

Debemos quitar el tornillo número 26. Además, tendréis que quitar un tornillo especial (número 3 en la imagen) que puede dar más de un dolor de cabeza si no sabes cómo se quita. Es fácil. Es un tornillo de plástico con forma de pin. Para poder desenroscarlo debes mantener fija la parte exterior del tornillo. Puedes hacerlo apretando con tu dedo mientras giras con un destornillador su parte interna. Así el tornillo girará y la parte exterior no, gracias a tu presión. Si no lo haces así las dos partes girarán solidarias y no podrás sacarlo.

Una vez que retiras estos dos tornillos debes retirar la pieza completa marcada en la imagen con el número 2. Una vez que la sacas tendrás acceso al tornillo marcado con el número 10, que va junto a la arandela 11 y la cogida 9. Cuidado en no sacar esta cogida, tan solo el tornillo con su arandela.

Cuando has quitado este tornillo (número 10), que se encuentra escondido tras la pieza número 2, podrás quitar el carenado lateral. CUIDADO al tirar, pues queda por desmontar las clavijas del intermitente. Tan solo debes tirar de ellas recordando el color de cada cable para luego cuando vuelvas a colocarlos. Es fácil. Guarda el carenado derecho en lugar seguro que esté lejos de golpes y ralladuras. Ya tenemos acceso al radiador. Así es como quedaría el lado derecho desmontado:

1. Clavijas del intermitente derecho. 2. Tapón del radiador (presionar y girar para sacarlo). 3. Pieza de goma que os comenté antes correspondiente a la pieza con el logo 800. 4. Cuidado con estas piezas de goma donde encaja el carenado, la podéis pisar y chafar. No pasa nada, pero si no la pisáis el carenado ajusta perfectamente.

Ahora pasamos a la parte izquierda de la motocicleta.

Como veis en esta imagen, este es el circlip o abrazadera que debemos quitar. Hay una herramienta específica para ello, pero con algo de maña y unos buenos alicates seréis capaces de agarrar los dos extremos y abrirla para poder desplazarla hacia la derecha y, así, poder sacar la manguera hacia la izquierda.

Antes de retirar la manguera os recuerdo que la moto debe estar fría o muy poco caliente, pues podréis quemaros. El cambio del líquido refrigerante es una tarea sencilla, pero quiero hacer hincapié en la temperatura que coge este elemento para refrigerar nuestra moto. Cuidado.

Colocad un buen recipiente de más de dos litros para recoger el líquido refrigerante usado. Saldrá a chorro, por lo que cuidado que os podrá manchar el suelo o donde estéis.
Una vez que habéis sacado la manguera y este empieza a expulsar, podéis abrir el tapón del radiador para facilitar la expulsión del líquido.

Sed pacientes, moved la manguera hacia abajo para que escurra bien todo. Inclinad la moto con ayuda para que salga todo el líquido restante.

Una vez que ha salido todo el líquido, toca montar la manguera con su abrazadera tal y como estaba.

Ya podemos pasar al rellenado de todo el circuito.
Os recomiendo que utilicéis el líquido refrigerante original o uno con las mismas especificaciones.

Para ello, debemos utilizar un embudo en la boca del radiador. Para llenarlo deberemos tener paciencia, pues de lo contrario le entrará mucho aire. Mejor ir poco a poco y dejar que entre líquido y salga aire.

Cuando el circuito se vaya llenando (lo notaremos porque no entrará más líquido) tapamos el radiador y arrancamos la moto durante 20-30 segundos. Durante este proceso aceleramos progresivamente sin pasarnos. Apagamos la moto y abrimos otra vez el tapón y veremos que aún le cabe más líquido (seguramente). Procedemos a rellenar si es necesario. Cerramos de nuevo el tapón del radiador.
Después, y con la ayuda de alguien, inclinaremos la moto hacia un lado y otro, manteniéndola algunos segundos. Y volveremos a comprobar el líquido a través del tapón del radiador. Si hace falta, volvemos a rellenar.
Realizaremos de nuevo la misma maniobra de inclinación para ir sacando todo el aire del circuito.

Una vez comprobado el nivel y viendo que no tolera más llenado de líquido refrigerante, pondremos la moto con el caballete, la encenderemos y esperaremos a que el ventilador salte. Después la dejaremos enfriar y volveremos a comprobar el líquido refrigerante. Rellenaremos si es necesario.

Ya podemos volver a montar el carenado lateral en sentido inverso al explicado anteriormente.

Para acabar, comprobaremos desde el bote de expansión la marca del líquido refrigerante (esta debe estar entre el mínimo y el máximo). Si no fuera así, procederemos a rellenar a través del embudo. El bote de expansión se encuentra debajo del manillar en la parte derecha. Y cuidado porque su tapón es bastante endeble. No porque se pueda romper, pero sí debemos tener cuidado y revisarlo cada cierto tiempo porque se suele salir de su emplazamiento y dejar el bote de expansión abierto.

No es necesario que rellenemos hasta el máximo. De hecho, si nos pasamos mucho del mínimo la moto nos tirará el sobrante cuando se caliente. Así que os recomiendo que tan solo rellenéis este bote hasta la marca de mínimo.

Y con esto ya tendríamos realizado correctamente el cambio del líquido refrigerante. Por precaución deberemos estar atentos unos días al nivel, pero esta vez desde el bote de expansión. Ver que el ventilador salta adecuadamente a la temperatura correspondiente y que una vez apagado el nivel de refrigerante es correcto (a través del bote de expansión).

Es una tarea quizá algo pesada por tener que dejar que la moto se enfríe y tal… Pero fácil de realizar.

 

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.