Consejos de conducción en ciudad

A través de esta entrada pretendo dar, bajo mi experiencia, algunos consejos sobre conducción en ciudad con una motocicleta.

1. Equipación

En cuanto a la equipación necesaria para ir en moto por ciudad, el mínimo imprescindible estaría compuesto de:

  • Casco integral o modular. Evitar los cascos jet. Casi el 60% de golpes que se dan en un casco tienen lugar en la zona del mentón (35%), visera y frente. Supongo que ya sabes lo que cubre un casco jet, tu cara y mentón están expuestos. Da igual la moto que lleves, el suelo es el mismo para todos. En moto utiliza siempre un casco integral o modular (siempre cerrado).
  • Chaqueta de cordura o piel con protecciones. Tu cuerpo es el chásis. Él se llevará los golpes y arrastrones que se produzcan. Protégelo con una chaqueta con protecciones homologadas en codos, hombros y espalda. En el mercado tienes variedad de modelos y precios. También las hay de verano para mitigar el calor.
  • Guantes. Tus manos será de lo primero que pongas en una caída de moto. Es por instinto natural de protección. Los guantes deberán ser de piel, de calidad. ¡Y de moto! También los tienes en el mercado con diferentes precios. Deberán tener protecciones en los nudillos y, para el verano, también los hay ventilados.

 

Opcional:

  • Pantalones tejanos de kevlar. Ir en ciudad con pantalones de cordura o piel no se hace muy práctico, pues muchos utilizamos también la moto como medio de transporte diario para ir a trabajar, por ejemplo. Existen unos pantalones vaqueros o jeans que tienen refuerzos de kevlar y protecciones. Disimulan bastante y son llevaderos.
  • Calzado apropiado. No se trata de llevar las botas racing. Pero sí hay en el mercado algunas botas que simulan el estilo casual y son ideales para el día a día. Algunas, además, son hasta impermeables.

 

2. Extras en equipación

Uno de los principales problemas que tenemos cuando conducimos la moto en ciudad reside en que debemos hacernos ver para los demás usuarios de la vía. En Francia, por ejemplo, es obligatorio que los conductores de motocicletas lleven alguna prenda reflectante y de color llamativo. Me parece una idea estupenda, pues creo que es un elemento de seguridad pasiva fácil, cómodo y que evita muchos accidentes. De hecho, yo llevo un casco color fluorescente. Es la cuota de prenda llamativa que yo utilizo.

Por ejemplo, podemos llevar alguna banda reflectante de este tipo. Algunas, incluso, tienen una pequeña batería con luces leds que nos hace aún más visibles:

tiras_reflectantes

También podemos optar por un chaleco reflectante. Con esto tendremos más superficie de alta visibilidad, por lo que aumentaremos nuestra seguridad y la posibilidad de que nos vean. Por ejemplo:

chaleco_reflectante

 

3. Consejos en vías interurbanas lentas (dentro de ciudad):

Cuando entramos en la ciudad estaremos, en la mayoría de casos, rodeados de otros usuarios de la vía, especialmente automóviles, furgonetas y autobuses.

  • Mantén siempre la distancia de seguridad que te permita no solo frenar sin colisionar con el vehículo que te precede, sino también poder esquivarlo.
  • Si en tu ciudad se puede utilizar el carril bus, ten cuidado en las intersecciones e incorporaciones. Los demás vehículos no están acostumbrados y suelen ver los autobuses mejor que a las motocicletas (por una cuestión obvia de volumen). Así, deberemos tener en cuenta los giros hacia la derecha que pueden hacer los vehículos que circulan a nuestra izquierda; estos vehículos para poder realizar ese giro a la derecha deberán invadir el carril bus, por el que podríamos circular.
  • No circular nunca en el ángulo muerto de los vehículos que están a nuestra izquierda y/o derecha. Esto parece muy sencillo de realizar, pero a veces nos despistamos y cometemos este error que nos puede salvar de una colisión inesperada. Los vehículos, en ciudad, suelen hacer giros inesperados hacia derecha e izquierda. De ti depende preverlos y mantener márgenes de seguridad para tener escapatorias. Es básico que los vehículos te vean y sientan tu presencia. A veces basta con acelerar un poco y ponernos a la par de su ventanilla para que sepa de nuestra presencia.
  • Evitar el circular entre vehículos cuando estos están en marcha. Sí podemos realizar el denominado filtering cuando los demás vehículos están parados; pero solo en este caso podremos hacerlo.
  • Acceder a las zonas de “pole” habilitadas en los semáforos. Para eso sí está habilitado el caso anterior, el filtering, para poder acceder a la zona de seguridad cuando nos encontramos un semáforo.
    pole
  • Cuidado con los cruces e intersecciones. Aunque tengamos la prioridad, no está de más aminorar la marcha y asegurarnos que ningún vehículo que proceda por las otras vías se haya saltado un ceda el paso o un stop. Hay que tener siempre una conducción defensiva para poder prever todos los movimientos que los demás vehículos realicen.
  • Cuidado con las líneas de pasos de cebra. Estas en la mayoría de casos son resbaladizas para los vehículos a dos ruedas. Si el pavimento además está mojado se convierte en un boleto con premio seguro para irnos al suelo.
  • Utilizar nuestras señales luminosas para realizar los giros y advertir a otros de nuestra presencia o intención. Es obvio comentar que debemos utilizar los intermitentes siempre para señalizar nuestras maniobras. Pero también podemos utilizar nuestras ráfagas de luces para advertir a un conductor de automóvil nuestra intención de rebasarlos o adelantarlos, o simplemente de nuestra presencia. También, aunque en menor medida, podemos utilizar nuestra señal acústica para el mismo menester.
  • En vías de dos carriles, donde los coches estén aparcados a nuestra derecha, evitar el carril derecho. ¿Por qué? Sencillo: evitas vehículos que se vayan a incorporar a la vía tanto si están aparcados como si provienen de una intersección. Mejor estar situados en el carril izquierdo para evitar un posible encuentro inesperado con ellos.
  • Vigilar a los peatones. Muchos cruzan por lugares indebidos. Un clásico es cuando adelantas un camión o autobús; nosotros, al tener poca visibilidad, no veríamos a muchos peatones que están cruzando o que se acaban de bajar del bus y van a cruzar al otro lado. Ojo con esto, pues el volumen de estos vehículos nos impiden ver a los peatones que crucen.

 

4. Consejos en vías rápidas

Aquí incluiremos las vías de circunvalación que existen en todas las ciudades, la mayoría de veces limitadas a 70/80 km/h a 100 km/h.

  • Si tienes una moto de 125cc deberás tener en cuenta que te encuentras casi en el límite de velocidad máxima del motor. Cuidado con los adelantamientos, pues te puedes encontrar en el carril izquierdo al tope máximo de velocidad y con otros vehículos en tu carril que van a mayor velocidad.
  • Circular por la zona de tu carril que te permita una escapatoria. Esto parece una perogrullada, pero ir por ciertas zonas de un carril, dependiendo de las condiciones que se den en ese momento (vehículo que te preceda, guardarraíl, otros carriles). Si el vehículo que te precede realiza una maniobra brusca (frenazo), deberás tener el tiempo y el espacio de reacción suficiente que te permita esquivar o frenar el obstáculo. Evita circular por el centro del carril y el arcén, pues en caso de parada de emergencia del vehículo de delante no podrás esquivarlo como norma general. Adjuntamos un ejemplo de la revista motociclismo:
    circulacion
  • No te apartes para que te adelanten. Si alguien quiere ir más rápido, que te adelante convenientemente. Pero no realices maniobras peligrosas e incontroladas para facilitar un adelantamiento. Eso sí, estamos hablando de que vamos por el carril derecho. Si vamos por el carril izquierdo, ya sabéis qué dice la norma: utiliza este carril para adelantar, no para circular.
  • Controla los lados, no solo lo que llevas delante. Para ello, hazte notar. Antes hablábamos que no circularas por el centro del carril, pero tampoco puedes circular en los extremos, pues puede que algún vehículo interprete que puede pasar o adelantarte por ahí. El truco: circula entre el centro del carril y el extremo.
  • Evita distracciones. A veces la conducción en estos casos puede ser monótona. Evita caer en distracciones que puedan provocar que no reacciones convenientemente ante una maniobra de otro conductor.
  • Mantén siempre la distancia de seguridad. Es lo básico para anticiparte a frenazos inesperados y cambios bruscos de carril de otros vehículos.

Seguramente haya muchos más tips. Podéis utilizar los comentarios para ir añadiendo más.

About the author

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.