Motero o motorista: ¡quéjate!

manifamoto
Imagen extraída de soymotero.net

Soy un reivindicativo. Me gusta lidiar con las injusticias y tejemanejes. No sé si se trata de despertar conciencias o no. Si alguien lee o escucha lo que digo y abre los ojos o actúa en consecuencia eso que se habrá ganado.

Hace tiempo que deseché la opción de “es lo que hay”. Esa característica ibérica de agachar los morros y asumir lo que sea que nos caracteriza. La sociedad está diseñada para que te aborreguen, te entretengan con el consumismo mientras perpetran sus fechorías. Estar presos sin muros, ávidos de quehaceres que te ciegan.

Aldous Huxley, escritor británico afincado en Norteamérica ya lo vaticinaba el pasado siglo:

“Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar. Sería esencialmente un sistema de esclavitud, en el que gracias al consumo y el entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre”.

Yo al menos me niego a la resignación, a aborregarme y a ser esclavo de un sistema corrupto y partidario como en el que vivimos. No obstante, he de decir que estoy obligado a participar de dicho sistema, pues tengo hipoteca y una niña en camino. De lo contrario me habría convertido en un hippie o similar que viviera del sol y de lo que recolecta.

Pero se puede atacar el sistema, o mejorarlo en este caso, desde el propio sistema.

pasos-cebra-pintado-2
Foto extraída de la web diariomotor.com

Hace unos días decidí criticar algunos aspectos en las redes sociales que afectan al colectivo motero. Como usuario a diario de motocicleta, decidí empezar por lo más cercano: un tuit a diario al alcalde de mi ciudad. En estos tuits invito al señor Juan Espadas (del PSOE) a un paseo en mi moto. Un paseo por las líneas blancas pintadas en las calles de mi ciudad. Un paseo arriesgado, pues la mayoría de líneas blancas que se pintan son con pintura inadecuada y resbala. Resbala cuando llueve y cuando no, con el rocío de la mañana o con cualquier mancha depositada por algún que otro vehículo. O el colmo de las líneas blancas, cuando han pintado una encima de otra varias veces y eso supone hasta un pequeño resalto o pegote blanquecino que multiplica, aún más, las posibilidades de darte un viaje a ras de suelo de la forma más surrealista.

En la normativa vigente sobre marcas viales se dice en el “objeto” de dicha normativa:

“El fin inmediato de las marcas viales es aumentar la seguridad, eficacia y comodidad de la circulación, por lo que es necesario que se tengan en cuenta en cualquier actuación vial como parte integrante del diseño, y no como mero añadido posterior a su concepción.”

Si una línea que se pinta en el asfalto debe cumplir, por norma, aumentar la seguridad… Está clarísimo que no lo consigue, pues reduce sobradamente la seguridad de los motoristas.

Que no exista una normativa que obligue a utilizar pintura antideslizante no exime a la autoridad competente de:

  • Utilizar el sentido común y velar por la seguridad de peatones y conductores de motocicletas.
  • No contravenir el objeto de la norma de marcas viales, donde reza que el fin inmediato es aumentar la seguridad.

Desde hace algunos años se ha venido reivindicando desde el colectivo motero y de seguridad vial la supresión de los pasos de peatones. Al menos de su pintado total, y utilizar vías alternativas más económicas (como pintar solo dos líneas en lugar de tropecientas). Dos líneas que delimiten el comienzo y final.

Aunque la iniciativa me parece buena, creo que se queda corta. Creo firmemente que debemos seguir peleando y luchando contra la inseguridad que el usuario de motocicleta padece en las ciudades. La utilización de pintura antideslizante es de sentido común. No es una barbaridad. La supresión de líneas y el repintado excesivo también.

No cejaré en mi empeño de mi tuit diario hasta que me responda. Lo siguiente que haga será elevar una queja en mi ayuntamiento y realizar un escrito solicitando todo esto que reivindico. Por tu seguridad, compañero. Súmate y quéjate.

About the author

Comments

  1. No sabia que había pintura antideslizante, la verdad pedir eso aquí en Colombia es tiempo perdido, primero tienen que tapar los millones de cráteres y pavimentar los miles de kilómetros qué faltan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.